Poétika

La Gatoteca

Sueños
05:00 AM. La ciudad por fin duerme, pero los sueños no. Por la noche se hacen más fuertes y nos gritan para que no los olvidemos. Nuestras ilusiones y desvelos palpitan en nuestro cerebro, en una pulsión constante de anhelos que nunca callan, más fuertes que los ladridos, más fuertes que los ladrillos y los camiones de la basura. Ningún televisor los podrá ahogar. Tengo sueños y no puedo dormir.